17.10.05

DESDE LA TRANKILIDAD DEL NIDO

Y kien nos iba a decir a nosotras ke íbamos a intentar aparcar el zorreo descabellado y a tomárnoslo con calma. Nadie. Y ¡ay de akel ke hubiera osado simplemente dejarlo caer!

Pero, así fue, y decidimos sentar la cabeza, o al menos, ponerla en kuklillas, aunke, eso sí, unas más ke otras. Y nos hemos dedicado durante estos meses a surcar los mares de la estabilidad, donde, entre otras turbulencias, acecha el aburrimiento, ke por ahora no consigue cogernos pero se avista en el horizonte, y eso da como miedo. Así ke muy dispuestas a resistir las tentaciones como buenas golfas con autocontrol, hemos decidido pekar sólo de omisión, incluso de pensamiento, pero, nunka de acción.

Grandes Golfas del Mundo, UNIOS!!!

Yo soy el Dios. Yo soy Maat.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pecar es lo que os hace autenticas.TXSK

de cambiar el mundo entre todas o no se puede enseñar sin el ejemplo

Esta semana han pasado muchas cosas... La primera de todas, es que he sacado como media hora para ver las noticias. No me siento orgullosa, ...