15.10.09

SO FAR, SO GOOD...


Pocas veces en la vida he tenido tan claros mis sentimientos como estos días. Recuerdo la peli de El Odio, y esa historia:

Heard about the guy who fell off a skyscraper? On his way down past each floor, he kept saying to reassure himself: So far so good... so far so good... so far so good. How you fall doesn't matter. It's how you land!

Es la historia de un tio que cae de un rascacielos. Mientras va cayendo piso por piso, se tranquiliza diciendose a sí mismo: hasta ahora, todo va bien... hasta ahora, todo va bien... hasta ahora, todo va bien. Pero lo importante no es cómo sea la caida, es cómo sea el aterrizaje.

En este momento estoy apunto de aterrizar, probablemente, mañana a mediodía me pegue la ostia, pero... ¿hasta ahora todo va bien? No. No va bien. Veo el suelo cada vez más cerca. No existe SO FAR, SO GOOD. No existe la trankilidad de la caida. Era feliz hace dos días, antes de empezar a bajar sin control. Antes de ke esa zorra me empujase del edificio sin mirarme a la cara. Hace dos días sí podía decirlo... Ahora no.

En caída libre. No hay colchoneta, no hay forma alguna de salvarme. No existe el momento después del momento, sólo sé ke me va a doler, ke voy a llorar, ke una vez abajo no tiene remedio. Puedo arañar las paredes hasta arrancarme las uñas, pero no estaba preparada para esto y no voy a sobrevivir.

Kizá me sirva de lección. Pero no va a ser la lección ke esperan ke aprenda, va a ser la lección ke no dejo de aprender cada día. Hay gente mala en todas partes y a los ke no entran en su juego generalmente les toca perder. Hijos de puta...

11.10.09

LOS TORNILLOS DE IKEA

Ese maldito tornillo de Ikea... Después de pasar por 5 casas, de tener 3 dueños, de montar y desmontar y volver a montar y desmontar la maravillosa cama, faltan los tornillos.
Ikea está pensado para gente estable ke cambia de casa una vez en la vida, a lo sumo, dos. No estamos hechas la una para la otra. Ikea y Mai, hasta chirría cuando lo pronuncias. El tornillo de Ikea. Ese puto tornillo de Ikea ke me hace plantearme si puedo mantenerlo todo en ekilibrio.

Así ke voy a dar otra vuelta a la tuerka.A mi vida. Con una responsabilidad más. Empieza a entrarme miedo. ¿Estoy preparada? Tendría ke tener todos los tornillos antes de empezar a montar los muebles. ¿Y si luego pasa como con la cama? ¿Y si en el momento de ir a dormir resulta ke falta una pieza y ke no hay ningún sitio donde encontrarla? ¿Y si todo se desestabiliza? Estoy asustada.

Es otra vez ese miedo extraño. Ese miedo ke se te pega al cogote y te provoca deseos de lanzarte al vacío. Es esa ansiedad. Kieres ke llegue el momento pero no kieres mirar. Como las pelis de terror. Como la cola del parke de atracciones. Como "este es el momento antes del momento". Como contigo. Como sin ti. Como cerrar fuerte los ojos antes de dar el paso. Como Coimbra al principio. Como Madrid al final. Como no llames al timbre todavía. Como enviar el mensaje muy deprisa y casi sin respirar y apagar justo después el teléfono por si llama.

Me muero de ganas, o sólo me muero.

1.10.09

GIRL, INTERRUPTED

Asumo con cierto orgullo haber hecho mención anteriormente y en ocasiones, a momentos puntuales de esta historia excepcional ke siempre me descoloca un poco los eskemas. Cada vez por una cosa, eso sí. O por varias. Es un poco como leer El Guardian Entre el Centeno. O Lolita. En cada momento te suena distinto pero parecido y siempre te hacen llorar un pokillo o sentirte mal o pasar dos días sintiéndote culpable por tu mediocridad. Pero además de dar por culo, son historias ke te abren ventanas o puertas, ke te estiran un pokito, como si hubieses crecido de manera apenas perceptible. Como si te dieses cuenta del tiempo ke ha pasado desde la última vez. Y traen recuerdos.



Puede ke sea la música... Puede ke sea el guión... Kizá la novela ke viene delante... Pero, Susie K. me parte el alma.



Downtown...

de cambiar el mundo entre todas o no se puede enseñar sin el ejemplo

Esta semana han pasado muchas cosas... La primera de todas, es que he sacado como media hora para ver las noticias. No me siento orgullosa, ...