28.12.09

PORKE TOCA...

Fiestas. Incredulidad, miedo y sustos. Menudas fiestas. Luego está la parte divertida. La de me levanto tarde y me encuentro a todos mis amigos, me doy besos con todos, veo a mi familia y me duermo con el niño. Me abrazo a él hasta ke se va. Porke se tiene ke ir, porke los viajes no le dejan kedarse mucho rato. Pero aún así lo tengo aki cerca y no me separo del todo de él. Y están los primos, ke los veo poco y mal, pero ke tengo ganas de verlos más y lo haré. Y está el grandote. Ke siempre está, pero lejos, y en las fiestas es obligatorio tenerle cerca, aunke no pueda ir y me esperen y desesperen. Y el papá y la mamá. Ke se arman de paciencia conmigo. Casi cada día. Casi como si siguiera siendo una niña de 13 años ke las monta y las desmonta sin remedio. Y no paso las fiestas con ellos y aún así me dicen: no pasa nada, no pasa nada. Aunke yo sé ke sí pasa. Y tengo ke arreglarlo. Y lo haré. Y habrá ke llenar las bolsas de propósitos de enmienda, de intenciones, de cambiar y cambiar pero nunca es suficiente ni de sobra. Está la niña, el regalo de este año, ke da kebraderos de cabeza pero te la comerías entera porke también da tanta felicidad ke asusta. Y están los locos del curro, ke aunke hace poco tiempo cada vez están más dentro, como el viento. Ke se meten en tu casa y en tu vida y no los kieres sacar ni ke se vallan. Y sus furgos y sus borracheras locas, y sus pinturas de cara y disfrazes y ke se kedan contigo cuando más los necesitas. Y está la zarina ke se pierde en estas fechas pero ke nunca se va muy lejos. Y el miedo a ke no vuelva no desaparece nunca, aunke en el fondo sabes ke está y ke no se ha ido del todo. Y ke cuando un día la llamas, aparece, y ahí está, para agarrarte la mano y no soltarla hasta ke acabe el camino. Y está la ke se parece a un duende. Ke ahora ke está más pegada parece ke no la echas tanto de menos, pero es mentira, porke no escuchas su voz con tanto ruido y no aciertas a encontrarla entre tanta y tanta gente... Y está el mono loco ke tiene mil cosas en los bolsillos, pero ke siempre hay un coco para ti, ke no se olvida, ke entre los árboles tiene tu hueco hecho para cuando te haga falta. Y está el chico ke siempre será músico, aunke toke un teclado de letras y números, pero ke no te preocupes paloma, ke hoy sí ke estás adentro, te dice, y te deja más trankila. Y la mami moderna, de friki y algodón de azucar, de frappé y rayas de colores. Ke no la ves, pero te falta si no la llamas. Ke la dejas plantada y te perdona, una y otra y otra vez. Y están todos los ke hace tanto tiempo ke no ves, todos los ke kieres tener cerca y es imposible, todos los ke ves de pascuas a ramos o de pascuas a pascuas, todos los ke viven fuera, los ke viven cerca pero ya no llaman, los ke viven cerca pero no kieren verte este año, kizá el ke viene... Y estás tú. Y te lo repites de nuevo. Propósitos, intenciones y cambios. No te olvides. Apúntatelo en la agenda, ke si no se te va a olvidar, coño. Ke parece mentira con la edad ke tienes. Y así, a kererlos a todos. Sin descanso.

2 comentarios:

Mumu dijo...

cuánta realidad, Mayus... Y lo peor no es acordarse en estos días de todo esto sino que te pase cada dos por tres... "este año me organizo", "este año buscaré tiempo para todos y para hacer todo mejor"... y nunca es así porque en el fondo somos como somos... cómodos.

Mr . A dijo...

Se acabaron las fiestas con un crimen; algún cabrón mató los excesos de diciembre, y se esfumó la única fecha del año en que no me siento extraño como un montaraz en Moria, y no tengo que hacerme promesas de caminar por la senda correcta, porque el resto del planeta ha perdido el rumbo aunque solo sea por un mes.

Mi cuesta de Enero no es la de volver al curro, o la de no tener ni un chavo del ocho en los bolsillos, y un siete en el pantalón, el problema es que la compañía del gramillo esta cansada y no quieren mas aventuras, pero mi chupa de cota de mithril esta casi nueva, mi espada pide mas quests nocturnas de lunes a lunes, y seguir recopilando hierbas raras para hacer pociones revitalizadoras y ver algún dragón de vez en cuando.

Será porque una bruja rubia con pecas me maldijo con la marca de la nocturnidad y la doble vida, pero con lo que no contaba es con que desarrollaría una tolerancia a los cubatas de +10, y con que para mí dormir es tan inútil como el aire acondicionado en Santander, como intentar sacar de casa a mi elfa un martes por la noche sin que sean vacaciones, “que no se puede entre semana MrA, que mañana entras a las 8 y tu casa parece la posada de Rivendel “.

Bah, para que hacer promesas, no voy a cambiar ni a punta de navaja , un (virtual) abrazo y muy feliz año con bastante retraso Mayuska y perdón por esta chorrada de comentario .

de cambiar el mundo entre todas o no se puede enseñar sin el ejemplo

Esta semana han pasado muchas cosas... La primera de todas, es que he sacado como media hora para ver las noticias. No me siento orgullosa, ...