30.12.08

ENCUENTRA EL NEXO DE UNION

Es como un juego. Juan Carlos me envió una canción y a raiz de ahí empezó todo. Encontrar el punto ke une a Piazzola, Borges y El Cabrero no es sencillo, pero es muy curioso. Empieza con un ritmo.



De tantas maneras.

Luz de Luna (bulerías) en el disco del mismo nombre.
Vengo de ronco tambor de la luna
en la memoria del puro animal
soy una astilla de tierra que vuelve
hacia su antigua raíz mineral

Vengo de adentro del hombre dormido
bajo la tierra gredosa y carnal
rama de sangre, florezco en el vino
y el amor bárbaro del carnaval

Yo quiero Luz de Luna,
para mi noche triste,
para pensar divina
la ilusion que me trajiste.
Para sentirte mia...
mia tu, como ninguna,
pues desde que te fuiste
no he tenido luz de luna.

Yo siento tus amarras
como garfios, como garras
que se ahogan en la playa
de la farra y el dolor,
y llevo mis cadenas a rastras
en la noche callada,
que sea plenilunada
azul como ninguna,
pues desde que te fuiste
no he tenido luz de luna.
El Cabrero


Y al desenredar la madeja te encuentras con los juguetes ke perdiste de pekeña.

VIDALA DEL NOMBRADOR - (Jaime Dávalos / Eduardo Falú)
Yo soy aquel cantorcito,
yo soy el que siempre i sido,
no me hago no me deshago,
y en este ser nomás vivo.

Vengo del ronco tambor de la luna
en la memoria del puro animal,
soy una astilla de tierra que vuelve
hacia la oscura raíz mineral.

Soy el que canta detrás de la copla,
el que en la espuma del río ha´i volver,
paisaje vivo mi canto es el agua,
que por la selva sube a florecer.

Yo soy quien pinta las uvas
y las vuelvo a despintar,
al palo verde lo seco
y al seco lo hago brotar,

Nombro la tierra que el trópico abraza,
puente de estrellas, cintura de luz,
y al corazón maderero de Salñta,
subo en bagualas por la noche azul.

Vengo de adentro del hombre dormido
bajo la tierra gredosa y carnal,
rama de sangre, florezco en el vino
y el amor bárbaro del Carnaval.


Estaban akí.



Y te alegras de encontrarlos.


Aquí estamos los dos, isla secreta. Nadie nos oye. Entre los dos crepúsculos compartiremos en silencio cosas queridas.

1 comentario:

Juan Carlos dijo...

Querida Mayuska:

Hallar el punto que une a Piazzola, Borges y el Cabrero no es sencillo; yo diría que es imposible, pues no es un punto en verdad, es una línea que avanza en el tiempo y en el sentimiento hasta llegar a Mysk, donde se fundiría -ahora sí- en el punto donde yo os he encontrado.

No tomes mi tardanza en contestar tu correo como síntoma de mala educación; mucho menos de desgana. Lo es, y mucho, de sorpresa, de asombro, y también de admiración. Tengo intención de hacerlo meditadamente, pues no quisiera pecar de banalidad al apresurarme en época de exámenes. Me gusta la página y me gusta la línea argumental que une la cultura y el golfeo; como me gustó, en su momento, conocer que la vida no se planificaba, sólo se observaba, sufriéndola y disfrutándola. Cosas del camino.

Dejo, pues, la respuesta para más adelante.

Un beso

Juan Carlos

de cambiar el mundo entre todas o no se puede enseñar sin el ejemplo

Esta semana han pasado muchas cosas... La primera de todas, es que he sacado como media hora para ver las noticias. No me siento orgullosa, ...