18.2.08

DUNK!

Algunas veces te miro y tengo la sensación de que no me hace falta hablar, que ya sabes lo que pienso y no tengo por qué repetirlo, y que sé lo que estás pensando también tú, que tampoco necesito que digas nada. Otras veces, en cambio, estás como a mil kilómetros de distancia, aunque te pueda ver el fondo del ojo, aunque estés tan cerca que me confunda contigo.

Esas veces es cuando me asusto. ¿Tendría que haber preguntado? ¿Tendría que haber hablado de cosas más importantes? No, ya habrá tiempo. No hay problema… Pero me resulta difícil convencerme. Y se me hace un nudo en el estómago y me mareo, y no sé si estás bien o no, y no sé si podría haber hecho algo más o tendría que haberte dicho que estoy aquí si necesitas algo y que no me voy a ir a ninguna parte.

Y seguro que es una tontería y que sabes que me he quedado en el mismo sitio en el que estaba cuando llegaste y que puedes encontrar tú solo el camino de vuelta si tienes que hacerlo. Que no hay ese vacío tan enorme que me imagino…

Pero, por si acaso en algún momento te desubicas…

Te quiero, grandote. No se te ocurra sentirte solo.








It's like ten thousand spoons when all you need is a knife...

No hay comentarios:

de cambiar el mundo entre todas o no se puede enseñar sin el ejemplo

Esta semana han pasado muchas cosas... La primera de todas, es que he sacado como media hora para ver las noticias. No me siento orgullosa, ...