21.4.06

REMEMBERING...

QUERIDO PAPÁ NOEL
12.12.04 (3:23 pm)

Me gustaría que este año me trajeras unos cuantos cambios. A lo mejor son muchos.

Quiero billetes gratis para ir a Bari cuando me siento un poco baja de moral. Necesito a mi hermano y esta un rato lejos. Quiero inspiración casi todos los días, me falta muchas veces. Quiero un objetivo para mi cámara de fotos y otro para mi vida. Quiero otro erasmus, esta vez en Madrid. Quiero un piso guay con tres habitaciones que no sea muy caro. Quiero teletransporte. Quiero una cama enorme en el suelo de mi cuarto. Quiero que lo que suba no tenga que bajar.


Quiero una bicicleta como la de mi hermano pero algo más pequeña para que no me caiga. Quiero un freno nuevo para mi patín roto. Quiero un contrato de trabajo para poder irme de casa. Y una corbata roja. Y una camisa negra. Quiero una mano mágica que me haga cosquillas antes de irme a dormir. Quiero un poco más de valor en el mundo, un poco menos de miedo. Quiero una sociedad un poco menos triste y más comprometida.

Te lo cambio por lo que me pidas tu en tu carta, espero ansiosa. Todos los días miro el buzón. Prometo conseguirte todo lo que esté en mi mano. Nos vemos. M.



Querido Santa, estoy tan contenta de que por fín hayas contestado mi carta. Tanto tiempo que pensé que ya no tendría respuesta.

Estoy buscando la isla paradisiaca con nieve artificial, pero escasean por esta zona del planeta. El trineo con turbopropulsor puedes pasar a recogerlo cuando quieras.

Respecto a mis regalos, claro que quedé contenta. La cama fue un regalo estupendo. Estoy encantada.

Es cierto que me fui de casa, y que ese era el fin que, como te dije, tenía conseguir un contrato de trabajo. Pero el contrato hubiera sido un detalle... Claro que como me dices siempre, el fin es lo importante... Tienes razón.

La mano mágica funcionó un mes, después creo se quedó sin pilas, si pudieras conseguirme un recambio para ver si vuelve a marchar, te lo agradecería.

Y de la sociedad... Igual no leíste el final de la carta, no te culpo, a mi también me ponen triste las obievades.

Este año te voy a complicar aún más las cosas, así que te voy mandando la carta ya para que tengas tiempo de pensartelo. El objetivo de mi cámara no me hace falta ya, porque lo he encargado por otro lado, pero el de mi vida, ufff, lo necesito ahora más que nunca...

Y tengo problemas para enfocar. De vez en cuando me despisto y ¡¡zas!! a la mierda la perspectiva. No sé si soy yo o esque no se puede tener la vista fija en un punto durante mucho tiempo. Mira a ver si encuetras un curso rápido de realismo, porque a este paso me terminan por echar del equipo.

Necesito también un trípode. Normalmente voy estupendamente a pulso, pero hay veces ke me kedo sin fuerzas y necesito ke me echen un cable, un punto de apoyo me vendría genial.

Y, por último, si pudieras ayudarme a establecer un nuevo concepto de foto de familia, te lo agradecería. El marco habitual se me ha caido y eso me ha desestabilizado. Pero no kiero preocuparte, en un par de días seguro ke lo soluciono.

Nada más por ahora. Saludos a todos los del Polo. Y cuidado con las Zarigüeyas. Besos grandes. M.





¿Te imaginas ke hay una guerra y no vamos nadie?


No hay comentarios:

de cambiar el mundo entre todas o no se puede enseñar sin el ejemplo

Esta semana han pasado muchas cosas... La primera de todas, es que he sacado como media hora para ver las noticias. No me siento orgullosa, ...